El sábado pasado circuló en las redes una nota firmada por el doctor Martín de la Arena donde informaba a un paciente con COVID-19 que debía pagar $30.000 para recibir el tratamiento.


La Justicia salteña investiga al instituto HemoSalta SRL por cobrar $30.000 por transfusión de plasma a pacientes con coronavirus. La práctica, según explicaron desde el Ministerio de Salud de la provincia, es ilegal ya que el tratamiento es gratuito especialmente en este contexto de pandemia.

La polémica información se conoció el fin de semana cuando un paciente publicó la foto de una nota firmada por el gerente de HemoSalta, Martín de la Arena, donde se le notificaba que “la transfusión de plasma convaleciente al ser una práctica no nomenclada se facturará al paciente para su reintegro con la obra social y/o prepaga”. Luego agrega que el costo sería de $30.000.

La investigación comenzó el sábado 26 de septiembre y estuvo a cargo de la fiscal Mónica Poma, y ahora está en manos del fiscal de la Unidad de Delitos Económicos Complejos N°1, Leandro Flores, según confirma Informate Salta. 

El objetivo será esclarecer la posible comisión de delito en una práctica sanitaria, que de acuerdo a la ANMAT, está prohibida. “Será obligación por parte de las autoridades sanitarias promover y asegurar la utilización y empleo racional de la sangre, sus componentes y derivados” indica el artículo 4 de la Ley Nacional de Sangre Nº 22990.

Por su parte,  la directora del Centro de Hemoterapia, Bettina Saracino, dialogó con FM Profesional donde indicó que desde que iniciaron la extracción del recurso en los últimos meses, nunca se facturó costo alguno por la distribución del plasma para el tratamiento de pacientes con coronavirus.




Comentarios