Hay 25 instituciones que podrían no abrir sus puertas el año que viene.


La pandemia por coronavirus puso en peligro muchos sectores, entre ellos el de la educación privada. La situación de muchos colegios es tan complicada, que no saben si van a poder abrir el año que viene.

Así lo admitió Adriana Prieto, la directora general de Educación Privada, que expresó que algunos colegios le anticiparon que están haciendo lo posible para llegar a fin de año, pero no saben qué pasará después. En Salta existen 171 colegios privados con distintos niveles educativos, incluyendo entre otros: 101 en nivel inicial y primario, 100 secundarios, una escuela técnica, 15 de formación técnica, 2 de educación no formal, y 38 institutos superiores de formación docente.

Tan sólo 37 instituciones privadas tienen un aporte estatal del 80 %, incluyendo algunas escuelas especiales y aquellas que atienden poblaciones vulnerables. En estos casos, los establecimientos no cobran cuota o tienen un arancel simbólico, y el Estado cubre el sueldo de los docentes.

Dos establecimientos informaron por un posible aumento en su cuota a partir de agosto, en respuesta al aumento que reciben los docentes. Las instituciones mantenían el importe de marzo por la pandemia, pero su situación se complica mientras continúa la cuarentena.

La migración de colegios privados a escuelas públicas aumentó considerablemente durante los tres meses sin clases presenciales. Según datos oficiales, en salas de nivel inicial, se matricularon 3.965 niños a principio de año, de los cuales 183 se cambiaron a una escuela estatal y 28 dejaron el sistema.

A nivel primario, 557 alumnos de 28.155 migraron; mientras que en secundaria, de 22.746 se fueron 34. El más afectado es el nivel superior, siendo que 1.502 alumnos de 14.652 abandonaron. El abandono de los ingresantes es habitual, pero gran parte de las bajas se registran como consecuencia directa de la situación.

Los docentes privados se preocupan también por el cobro del medio aguinaldo, especialmente en los colegios que no son subvencionados por el Estado. Si todo sale como debería, percibirían su sueldo completo el 10 de julio.

Aproximadamente 25 instituciones están en una situación complicada, siendo la mayoría de Salta Capital. Casi todos los colegios privados del interior están subvencionados.




Comentarios