Salta se prepara para el posible pico de coronavirus. Mientras se espera la llegada de mil reactivos del COVID-19 que permitan realizar los estudios en la provincia, se confirmó que el Hospital Materno Infantil contará con un espacio exclusivo para albertar a mujeres embarazadas que deban permanecer internadas, en aislamiento y observación por la infección.

Para ello se utilizará el edificio ubicado en Aniceto Latorre 1150, ubicado al lado del hospital público, donde funciona el Centro de Integración y Tratamiento (CEDIT) que fue cedido a préstamo por la secretaria de Salud Mental y Adicciones. En tanto, la asistencia a los pacientes de este organismo se brindará en el Centro Provincial de Rehabilitación Física, ubicado en Adolfo Güemes 640.

Por otro lado, y ante la emergencia sanitaria en todo el país, en el Materno Infantil de Salta se instaló un taller en el que se fabrican barbijos, camisolines, pantalones, cofias, botas y pantallas faciales o escafandras en diferentes talles para uso propio y de los hospitales, San Bernardo, Papa Francisco, Señor del Milagro y Arturo Oñativia.