Así lo manifestó la ministra de Salud en conferencia de prensa, con respecto a la emergencia sociosanitaria declarada en el norte de la provincia de Salta.


Luego del dilapidante anuncio realizado por el gobernador de la provincia de Salta, Gustavo Sáenz, en el que apuntó contra los 600 demorados por violar la cuarentena, las luchas por las jurisdicciones, y los comerciantes que remarcan los precios, Ricardo Villada, ministro de Gobierno, y Josefina Medrano, ministra de Salud, realizaron una conferencia de prensa a puertas cerradas, pero con preguntas por medio de Whatsapp realizadas por los periodistas.

Entre las distintas preguntas, desde VíaSalta nos preocupamos por saber qué sucede con la emergencia sociosanitaria declarada en el norte de la provincia, luego de la muerte de al menos una decena de niños criollos y wichís por distintos factores que tienen que ver con la desnutrición y la falta de agua potable.

En plena crisis por el coronavirus, pareciera ser que tanto los medios como el gobierno dejaron de poner foco en los niños que mueren principalmente por la carencia de cobertura de las necesidades básicas, como el agua y el alimento.

Respondiendo de forma relativamente genérica, la ministra Josefina Medrano aclaró que si bien el foco de los recursos están puestos en la contención del coronavirus, “no se descuidaron otras cuestiones de salud como la emergencia sociosanitaria en el norte y el avance del dengue”, dijo.

“Sepan que se sigue trabajando en el norte, se sigue trabajando en el dengue y en las situaciones de salud que ameriten ser referidas”, dijo la ministra, sin dar demasiado detalle.

Luego, ante la reiteración de la pregunta, Villada dijo que este mes se repartieron en el norte la totalidad de los 40 mil módulos alimentarios destinados a pelear la desnutrición y garantizar la alimentación de las comunidades de la zona.




Comentarios