La confirmación del primer caso de coronavirus en Salta obligó al Gobierno provincial a reforzar las medidas sanitarias para evitar contagios. También se investigó si el paciente había tomado los recaudos establecidos por la autoridad para impedir la propagación del Covid-19.

Los fiscales penales Leandro Flores y Gustavo Torres Rubelt analizaron las pruebas y determinaron que el hombre de 40 años, que llegó el viernes 12 desde España, y sus cuatro amigos, que arribaron a la provincia el 16 de marzo desde Alemania, incumplieron con protocolo obligatorio.

Los cinco serán imputados por el delito de violación a las medidas adoptadas por la autoridad competente para impedir la introducción o propagación de una epidemia. El delito está previsto y reprimido por el art. 205 del Código Penal, en calidad de autores –art. 45 del CP- y en perjuicio de la seguridad pública. La audiencia de imputación se llevará a cabo cuando los imputados estén en condiciones médicas aptas.

Según consta en la imputación, los hombres no cumplieron con el  aislamiento de 14 días en Buenos Aires, por tratarse del punto de ingreso a la Argentina, aunque el Artículo N°7 del decreto de Emergencia Sanitaria no lo especifica. Luego tomaron un vuelo de regreso a Salta, donde compartieron un período de tiempo con otras personas.

"Luego de no someterse al aislamiento obligatorio, tomaron un vuelo a Salta, poniendo en riesgo de contagio y propagación del virus a todos los pasajeros de ese vuelo. Al arribar omitieron informar a la autoridad pertinente que acababan de llegar provenientes de un país afectado por la pandemia", precisa el decreto de imputación.

Los fiscales aseguran que tampoco se sometieron al control médico obligatorio, ya que no informaron la situación de riesgo. Todos sus incumplimientos con la normativa dictada en contexto de emergencia sanitaria impidieron que las autoridades activaran los protocolos para evitar la propagación del virus.