La autopsia realizada al cuerpo de Analía Anabel Astorga reveló que recibió un disparo en la cabeza y otro en la zona torácica.


La sucesión de tragedias comenzó el domingo pasado a la noche cuando un hombre hirió de dos disparos a una joven de 27 años y la dejó abandonada en la calle en la localidad salteña de Joaquín V. González. Luego huyó pero chocó contra un camión en la ruta y murió calcinado. Ella falleció cuando era trasladada en Hospital San Bernardo.

La víctima fue identificada como Analía Anabel Astorga, de 27 años, y su pareja como Jorge Marcelo Amaya, de 32. Según informaron de la fiscalía, los jóvenes mantenían una relación sentimental desde hace seis meses, pero no convivían ni tenían hijos en común.

La autopsia realizada a la joven arrojó que la mujer recibió dos disparos de arma de fuego, uno en la cabeza y otro en la zona del tórax, y se determinó que en forma previa fue golpeada, ya que presentaba hematomas en el rostro, fractura de tabique nasal y le faltaban algunos dientes.




Comentarios