Piden explicaciones sobre el caso. El joven está detenido hace cuatro meses por un supuesto episodio de violencia de género.


Familiares de un joven de Tartagal de 23 años de edad detenido hace 4 meses por un supuesto episodio de violencia de género en perjuicio de una chica, se encadenaron desde la semana anterior en las puertas de la Ciudad Judicial de Tartagal para reclamar por la situación del joven que permanece alojado en la Comisaría 42 de esa ciudad. La manifestación es pacífica.

Tanto los padres como el hermano de Mauro Martínez dicen que están preocupados por las condiciones en las que se encuentra detenido. También relatan que ningún juez se acercó a hablar con ellos sobre la situación del detenido.

Grecia, hermana del acusado, contó que está detenido por violencia de género, amenazas, coacción y desobediencia judicial desde el 4 de abril. Ella sostiene que es inocente. “Hasta el momento no entendemos de dónde la Justicia sacó tantos cargos cuando en realidad lo único que encontró hasta el momento son unas supuestas amenazas que salieron de su cuenta de Facebook contra la chica que lo denunció”, dijo.

“Desde el primer momento mi hermano explicó que jamás le hizo esas amenazas. Por eso siempre sospechamos que fue la misma chica que lo denunció y que conocía la clave de la red social que él utilizaba”, finalizó. 





Comentarios