Se llama Khabane Lame, pero en Tik Tok, sus 66 millones de seguidores lo conocen como Khaby Lame. Tiene 21 años y vive en Italia desde que tenía pocos meses.

//Mirá también: Bella Poarch: un look que superó las 50 millones de reproducciones en un día

Cuando la pandemia azotó en el mundo, el joven quedó sin su puesto de obrero en la ciudad de Chivasso, en el norte del país. La situación lo empujó a volver a vivir con sus padres. Pero algo empezó a llamar la atención de sus progenitores, ambos senegaleses: Kabhy no hacía otra cosa que subir videos.

Si bien ellos preferirían que el muchacho tenga un trabajo algo más tradicional, lo cierto es que hoy, su hijo es furor. El fuerte de Khaby está en reaccionar a videos complejos, que buscan el modo más complicado de hacer cosas sencillas.

Khaby reacciona en silencio, mientras explica de manera simple como entender la tarea en cuestión. Otro de sus sellos característicos es el clásico gesto de “voilà” con los brazos extendidos y una particular expresión con los ojos.

Lame sostiene que el silencio lo es todo en sus reacciones: “Es mi cara y mis expresiones las que hacen reír a la gente”, dijo. Y claro: no hace falta conocer ningún idioma para disfrutar de su humor.

Un influencer distinto

“Es muy atractivo a gran escala para la gente, esta sensación de que alguien no se esfuerza demasiado, es algo que se siente auténtico”, publicó The New York Times respecto de Khaby.

Uno de los diferenciales de Lame es que sus videos no cuentan con grandes producciones. La sencillez parece ser la fórmula de su éxito. Nada parece calculado para el chico que se muestra completamente natural.

El tiktoker no vive en Italia desde que tenía un año, asistir a una escuela italiana y es fanático de la Juventus, sin embargo, no tiene la ciudadanía.

//Mirá también: Ibai Llanos: su show de boxeo tuvo más espectadores que la Europa League

“Sinceramente, no necesito un papel para definirme como italiano”, dice. Aunque la fama puso en el ojo de muchos que no cuenta con dicha oficialización. De hecho, su pasaporte senegalés dificultó la obtención de una visa para visitar Estados Unidos.