Este lunes se levantaron de las medidas de fuerza habían afectado parcialmente el servicio de higiene urbana en la ciudad. La decisión corresponde al compromiso de la Municipalidad para vacunar contra el coronavirus a recolectores de Rosario en la primera quincena de junio.

El titular del gremio en la ciudad, Marcelo Andrada, afirmó que llegó a un “buen entendimiento” con el intendente Pablo Javkin para garantizar la asignación de los turnos en las próximas dos semanas. En este sentido, remarcó que el Ejecutivo local elevará el pedido a Gobierno de Santa Fe en paralelo con otras ciudades con el mismo reclamo.

“Hemos llevado un listado de compañeros para la primera dosis. Si no los vacunan, empezaremos a charlar nuevamente”, comentó el sindicalista tras el encuentro en el Palacio de los Leones. Al respecto estimó que hay 1.400 trabajadores del rubro en Rosario y 9.500 en toda la provincia.

Andrada enfatizó que se normalizó la tarea de los recolectores en Rosario tras un fin de semana con asambleas que afectaron la prestación del servicio. Incluso se había barajado lanzar un paro por 24 o 48 horas, aunque el plan de lucha quedó desactivado a la espera de que los convoquen para ser inoculados.

El secretario general del sindicato señaló que el problema se repite en otras ciudades como Santa Fe, San Lorenzo y Ricardone, cuyos intendentes asumieron el mismo compromiso. A continuación, expresó: “Esperamos que la Provincia escuche el pedido”.