Un predio del club de barrio en el que Lionel Messi pateó sus primeras pelotas había caído en un profundo estado de abandono con el correr de los años, hasta convertirse en un basural. Pero después de mucho tiempo, y a partir de un proyecto provincial, fue recuperado, puesto en valor y ahora proyecta sumar actividades para múltiples disciplinas.

//Mirá también: “No me digas que es Messi”: la emoción del abuelo de 100 años al que la Pulga le envió un saludo

“El Campito”, tal como siempre se conoció al club de barrio Las Heras, en la zona sur de la ciudad, estaba a punto de convertirse en un asentamiento irregular. Ubicado en Juan Manuel de Rosas y cortada La Bajada, allí había sido donde el mejor jugador de fútbol del mundo hizo sus primeras armas, pero luego cayó en el olvido.

Recuperan el club de barrio Las Heras de RosarioGobierno de Santa Fe

Sin embargo fue incorporado al Plan Incluir, llevado adelante por el Gobierno provincial, y la realidad comenzó a cambiar. En enero recibió un subsidio para ejecutar obras de infraestructura. Ahora, ya recuperado para los vecinos de la zona sur de Rosario, se proyectan obras para sumar un salón de usos múltiples y pasar a cemento la superficie de la actual cancha de fútbol 7, para poder realizar deportes como básquet, patín, y vóley.

Recuperan el club de barrio Las Heras de RosarioGobierno de Santa Fe

El director provincial de Desarrollo Territorial, Camilo Scaglia, destacó el gran cambio: “El club de Messi era un basural a cielo abierto y agregó: Hoy, gracias a la intervención de la provincia de Santa Fe, practican deportes decenas de chicos cada día”, sostuvo respecto a la institución que cuenta con 50 socios activos y 30 socios infantiles.

//Mirá también: La madre de Lionel Messi reveló las cábalas de la familia durante la final de la Copa América

Scaglia agregó que el Plan Incluir permite cerrar convenios con aquellas instituciones que trabajan en lo territorial, que están aportando lo suyo en medio de la pandemia para revertir esta situación social. “En Rosario hay más de 300 clubes de barrio que pusieron al día sus papeles, su situación administrativa, y están siendo acompañados por el Estado”, apuntó.

En 2019, “El Campito” recibió los terrenos de la provincia en comodato por 10 años, con la posibilidad de una renovación automática siempre y cuando se mantengan en el lugar las actividades culturales y deportivas. El proceso de formalización se completó con la creación de un estatuto y la conformación de una comisión directiva.