El jueves por la tarde los trabajadores del Control municipal de Rosario tuvieron que intervenir en un casamiento ya que los festejos están prohibidos en el contexto de pandemia de coronavirus que estamos atravesando. En el lugar estaba la pareja junto a 30 invitados y todos fueron demorados.

//Mirá también: Clausuraron estudio de arquitectura por una fiesta clandestina en Pichincha

Los festejos se realizaron en un predio ubicado en José Ingenieros al 8000, detalla La Capital. El parque es compartido por la casa de la novia y un geriátrico, que fue clausurado y la secretaria de Control, Carolina Labayur, pidió que tanto desde la Secretaría de Salud municipal, como del Ministerio de Salud de Santa Fe realicen una inspección para confirmar que los adultos mayores no estén bajo riesgo.

Si bien, el patio es compartido, los invitados no se cruzaron con gente del geriátrico por las grandes dimensiones del predio. “Tenemos que entender como sociedad que los casos de coronavirus están creciendo y es un momento delicado el que estamos atravesando”, sostuvo Labayur y remarcó la importancia de respetar las medidas sanitarias para bajar los casos de coronavirus.