Un hombre fue imputado con prisión preventiva por nueve días como partícipe secundario del doble crimen de una mujer y su hija de 15 años, ocurrido el miércoles pasado en Rosario, en el marco de una disputa narco.

De acuerdo a la investigación, el acusado iba en uno de los dos automóviles que se utilizaron para cometer el hecho, ocurrido en zona oeste. El fiscal Ademar Bianchini, de la Unidad de Homicidios Dolosos, le atribuyó a Facundo Hernán Medina una participación secundaria en los asesinatos de Carmen Villalba (53) y su hija Marlén Villalba (15).

Las mujeres fueron atacadas con 30 balazos desde un automóvil la noche del miércoles 22 de junio en Ugarte al 700, a pocas cuadras del estadio mundialista de hockey. De acuerdo al fiscal, el imputado era quien conducía esa noche el vehículo Volkswagen Gol color gris, haciéndolo detrás de otro auto desde el cual realizan disparos con armas de fuego hacia las víctimas.

“Luego de realizada las detonaciones, el primer vehículo se retira secundado por el automóvil VW Gol en el cual Medina circulaba, prestando así colaboración, mediando acuerdo previo con la huida del lugar del hecho de los ocupantes del otro automóvil”, abundó el representante del Ministerio Público de la Acusación (MPA) santafesino.

Por su parte, la jueza Silvia Catelli formalizó la imputación y le dictó prisión preventiva al acusado hasta el 26 de septiembre próximo, precisaron voceros del caso.

Las razones detrás del doble crimen

La principal hipótesis sobre el doble homicidio es la de una venganza narco, atento a que las víctimas eran familiares de los líderes de un clan que opera en esa zona, uno de cuyos integrantes fue asesinado en marzo pasado.

El domicilio en el que fueron asesinadas es el de una integrante de la familia, que en agosto de 2020 fue detenida en Rosario cuando iba a recibir 20 kilos de marihuana que habían sido secuestrados en la localidad de Nogoyá y enviados, bajo una entrega controlada, a su destinataria de la ciudad santafesina.