Unos 670 trabajadores portuarios del cordón industrial ya tienen turno para recibir la vacuna contra el coronavirus, mientras que por otro lado, judiciales se quejan por la lentitud de la campaña y piden acelerar la inoculación.

//Mirá también: Vacuna COVID-19 en Santa Fe: buscan voluntarios que quieran colocar las dosis

Los estibadores pertenecen al gremio Supa y fueron declarados esenciales desde el principio de la pandemia. “Desde hace tiempo venimos pidiendo la inoculación por las tareas que realizan, y luego de realizar medidas de fuerza, hoy debemos agradecer a las autoridades por haber dado celeridad al proceso”, dijeron Aníbal Cabrera y Marcelo Vergara, de la agrupación Celeste y Blanca del gremio.

Pero mientras está programada la inoculación de portuarios, judiciales nacionales nucleados en Sitraju enviaron carta a la Ministra de salud provincial, Sonia Martorano para pedir “de manera urgente” que los trabajadores del sector sean incluidos en el Plan de Vacunación contra el COVID-19.

Portuarios recibieron turno para ser vacunadosGobierno de Santa Fe

Tanto a trabajadores de la justicia federal como provincial, “pedimos que se acelere su vacunación”, señaló Agustín Bruera, secretario general del gremio judicial, que destacó que el sector fue declarado esencial pero no fue incluido en el calendario de inoculación.

“Desde el inicio de la pandemia y al día de la fecha, los trabajadores judiciales prestan el servicio de justicia de manera ininterrumpida y efectiva, debiendo conjugar su prestación con la preservación de la salud de las personas que lo suministran y la de aquellos que concurren a recibirlo, requiriendo la presencialidad del trabajador sin distinción de cargo y/o función”, dijo.

//Mirá también: Archivaron denuncia contra Omar Perotti por vacunación contra el coronavirus

Avanza la vacunación de discapacitados

Avanza la vacunación de discapacitados en Santa FeApridis

La Asociación Provincial de Instituciones para Personas con Discapacidad de Santa Fe (Apridis) destacó “el gran alivio” a partir del “avance en gran escala” de la vacunación a personas con discapacidad mayores de 18 años. También la institución resaltó que el “mismo avance”, se da con los trabajadores de CET y Centros de Día de la ciudad de Rosario, San Lorenzo y Roldán, “una zona muy complicada y comprometida en términos sanitarios”, apuntaron desde Apridis