Un fuerte temporal de lluvia y viento azotó este jueves por la noche a Rosario y, según reportó Defensa Civil, recibieron llamados por decenas de árboles caídos en la calle, lo que provocó anegaciones en el tránsito.

El subdirector de Defensa Civil de la Municipalidad, Gonzalo Ratner, indicó en diálogo con Radio 2 que en las últimas horas cayeron 40 milímetros de lluvia y que se registraron ráfagas de más de 50 kilómetros por hora con picos de 61.

Asimismo, contaron 10 reclamos por árboles y ramas grandes caídas y seis situaciones de anegamientos.

Pese a que esta mañana la lluvia paró, la ciudad continúa bajo alerta amarilla por posibles tormentas intensas.