Patricia Bullrich llegó a Rosario para recorrer algunas zonas y reunirse este jueves con el intendente Pablo Javkin. La exministra de Seguridad nacional, cuestionó el trabajo que está haciendo el Gobierno de Santa Fe con el manejo de la lucha contra narcotráfico y detalló que “Rosario es la ciudad que más armas per cápita tiene del país”.

Luego de recorrer el barrio Godoy, la presidenta del PRO aseguró que “hubo un retroceso brutal en relación al trabajo que hicimos en nuestra gestión. Tenemos que volver a un Estado que se haga cargo y desplace a los narcos”.

Patricia Bullrich recorrió zonas de Rosario y habló sobre un plan para luchar contra el narcotráfico. Foto: Twitter

“No solamente no se ha trabajado, sino que en el primer tiempo de la gestión estuvo a cargo un Ministro que tenía una mirada condescendiente, que abandonó los barrios”, señaló Bullrich y agregó: “El narcotráfico es como el yuyo, que crece todos los días y hay que cortarlo cada día, si no vuelve a crecer”.

En la misma línea, sostuvo que Rosario “es un territorio tomado, el Estado se ha dejado reemplazar por el ‘estado narco’”, y que la responsabilidad de esta situación recae en la “Justicia, Gobierno y Estado Nacional”. Además, detalló que presentarán un plan de acción para llevar adelante, ya que “es una ciudad que está tomada”.

Si bien el narcotráfico no está solo presente en esta ciudad, Bullrich aclaró: “La diferencia que tiene Rosario con el resto del país es que en Rosario hay un reemplazo del Estado por un dominio de un narcoestado”.

Patricia Bullrich recorrió zonas de Rosario y habló sobre un plan para luchar contra el narcotráfico. Foto: Twitter

En horas de la tarde, la exfuncionaria se juntará con Pablo Javkin, a quién remarcó que “lo veo solo”. En este encuentro, Bullrich detalló que le van a dar algunas ideas que el Intendente de Rosario puede aplicar en “esta soledad en la que está”.

En otro orden de cosas, Bullrich habló sobre la portación de armas y detalló que “Rosario es la ciudad que más armas per cápita tiene del país. Pero no legales, no la gente, sino los narcotraficantes”. Y por esta razón, sostuvo que “la discusión no es armar a la población, sino desarmar a los narcotraficantes”.

“Vamos a proteger a todos los policías de Santa Fe que quieran estar del lado de la ley para que no los maten a ellos ni a su familia; y los que están del lado del narcotráfico no solo van a quedar fuera de la policía, sino que además tendrán que rendir cuenta de lo que hicieron”, insistió y concluyó: “Si no vamos fuerte, perdemos Rosario”.