La Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (Uocra) lanzó este miércoles un paro en los puertos del departamento San Lorenzo. La actividad agroexportadora se frenó debido a un reclamo salarial en el principal polo para la salida de granos en el país y horas más tarde se normalizó.

//Mirá también: Crece la demanda en puertos bonaerenses por la bajante del río Paraná en Rosario

Las empresas que operan las terminales del cordón industrial informaron que el sindicato pide un aumento del 105%. A raíz del fracaso en la negociación paritaria, decidieron implementar la medida de fuerza a las 6 de la mañana para tratar de obtener la actualización.

El plan de lucha anunciado en el inicio de la jornada implicaba severas complicaciones para la recepción y exportación de granos en el norte del Gran Rosario. De esta manera, la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (Ciara) salió casi de inmediato a rechazar la postura del gremio y finalmente lograron que se desactivara el paro cerca de las 10.

//Mirá también: El río Paraná ya está en el nivel más bajo desde 1944 y podría seguir cayendo

“Si el Estado no interviene, no tenemos garantías”, expresó Gustavo Idígoras, presidente de la institución que nuclea a las empresas del cordón industrial. Desde el punto de vista de la patronal, la medida es “ilegal”, ya que el reclamo está dirigido a las contratistas que realizan obras en los muelles.

El conflicto gremial sumó un inconveniente temporal a las serias complicaciones que ya viene generando la bajante histórica del Paraná. Actualmente el nivel del río obligó a reducir la carga de los buques para poder sostener la operatoria.