En una jornada de alto voltaje político con la interna del Partido Justicialista (PJ) como principal cuestión, el gobernador Omar Perotti reapareció públicamente tras contagiarse coronavirus. Este lunes viajó al sur provincial para participar de un acto después de 20 días en aislamiento.

El rafaelino retomó las actividades presenciales en Cañada de Gómez. A unos 60 kilómetros al este, el senador departamental Armando Traferri criticaba al ministro de Seguridad de Santa Fe, Marcelo Sain, y a los fiscales del Ministerio Público de la Acusación (MPA) que lo investigan en una causa sobre juego clandestino y extorsiones.

Al margen del tema más importante de los últimos días dentro y fuera del peronismo, el mandatario cumplió con su agenda y estuvo en la planta de recupero de residuos plásticos de la Asociación de Cooperativas Argentinas (ACA). Además entregó una ambulancia y aportes por 11 millones de pesos para localidades del departamento Iriondo.

“Estamos poniendo lo mejor para garantizar la atención”, afirmó el ex senador nacional a la hora de reconocer el trabajo del personal sanitario durante la pandemia. En segundo lugar señaló la necesidad de poner “el mismo esfuerzo” en la “reconstrucción productiva” de Santa Fe.

Perotti había quedado bajo cuarentena preventiva a fines de noviembre, cuando regresó de una visita oficial a San Carlos de Bariloche. El ministro Sain integró la comitiva y dio positivo por COVID-19, aunque el contagio del gobernador recién se confirmó el 3 de diciembre.