Actuales y exdirectivos de Newell’s asistieron este miércoles al acto en el que se confirmó la salida del fideicomiso y del salvataje financiero para saldar la deuda contraída hasta la salida de Eduardo López como titular del club. La ceremonia se llevó a cabo a menos de un mes de las elecciones para renovar autoridades y definir la puja entre cuatro listas.

El club transitó los últimos 12 años por un proceso judicial para sanear el pasivo generado entre 1994 y 2008. “De la peor etapa del club sólo quedan recuerdos”, rezaba el cartel montada con una gran puerta en la entrada al Estadio Marcelo Bielsa para el evento.

Cada socio que asistió recibió una llave roja de plástico, con la consigna: “Newell’s recupera la llave de su casa”.

El vicepresidente Cristian D’Amico, candidato a presidente por la lista oficialista, se estrechó en un abrazo con el extitular rojinegro Guillermo Lorente, quien se sentó a su derecha. El formador de juveniles Jorge Bernardo Griffa lo acompañó a la izquierda, en la primera fila de la platea Gerardo “Tata” Martino, que da espaldas al Hipódromo del Parque de la Independencia.

El exjugador Sebastián Domínguez participó del acto junto al coordinador de inferiores Enrique Borrelli, los exdirigentes Jorge Riccobelli, Pablo Morosano y Oscar Sansó, así como el periodista Eduardo Van der Kooy.

Mientras el oficialismo postula a D’Amico, la Agrupación Unen tendrá como candidato a presidente al exsecretario Juan José Concina. El Movimiento Independencia Leprosa lo encabeza el médico Ignacio Astore y el Movimiento 1974 tiene como máximo referente a Ariel Moresco.