Después de un año en el que estuvo en el centro de las miradas más allá de los amantes del tenis, Nadia Podoroska comenzará la temporada 2021 enfrentándose en Abu Dabi con la española Sara Sorribes Tormo. El partido de primera ronda fue programado para este miércoles durante la madrugada argentina.

Luego del sorteo en Emiratos Árabes Unidos, la rosarina se mostró entusiasmada por la chance de arrancar jugando sobre cemento. “Siento que me gusta jugar más en canchas duras que en polvo de ladrillo”, comentó durante la conferencia de prensa que brindó este martes.

La deportista de 23 años concluyó 2020 en el puesto 47 del ranking mundial y su rival ocupa el escalón 66. Si bien anticipó que será un duelo “duro y complicado”, remarcó que está preparada e incluso comentó que podrían jugar juntas en dobles.

El WTA 500 reparte premios por 565.530 dólares y tiene como máxima favorita a la estadounidense Sofia Kenin la cuarta mejor jugadora del circuito profesional. La segunda es la ucraniana Elina Svitolina, a quien Podoroska derrotó el año pasado durante su histórica actuación en Roland Garros.

Después de dar el gran salto en su carrera en medio de la pandemia de coronavirus, la rosarina anticipó que 2021 será un año de “mucha incertidumbre” y “muchos cambios sobre el momento” en la planificación. “Vamos a tener que estar predispuestos a adaptarnos”, explicó en cuanto a los preparativos con su equipo radicado en Alicante.

“Nachu” tiene un lugar reservado en el Abierto de Australia como parte del comienzo de la temporada después del torneo de Abu Dabi. Una vez que llegue a Melbourne, compartirá la burbuja sanitaria para entrenar con la francesa Caroline García, de 27 años, quien llegó a ser la número 4 del mundo en 2018.