Consagrada ya como la revelación del torneo, Nadia Podoroska igualó una performance inédita desde 2004 para el país en Roland Garros. La tenista derrotó por 6-2 y 6-4 a Elina Svitolina, una de las favoritas de la competición.

La rosarina llegó desde la qualy y su partido frente a la ucraniana fue programado para el segundo turno en la cancha Philippe Chatrier. Después del cruce entre la tunecina Ons Jabeur y la estadounidense Danielle Collins, el encuentro se puso en marcha cerca de las 8.30 de Argentina.

La "Peque" arrancó sirviendo y perdió el primer game, aunque se recuperó de inmediato y se mostró a la altura de una de las mejores del circuito. En busca del batacazo, sorprendió ante la europea de arranque y se llevó el set inicial sin dejarle ganar un sólo juego con su saque.

Aunque aparecieron más errores en el segundo parcial, Podoroska siguió a la par de su rival. Con seis quiebres consecutivos, se puso 5-4 y cerró el partido en el tercer match point que disputó para ponerle el broche de oro a la jornada en menos de una hora y media de juego.

La última vez que una representante nacional se metió entre las cuatro mejores del certamen fue en 2004. La actuación de Paola Suárez coincidió con la de Gastón Gaudio como campeón en la recordada final ante Guillermo Coria. Esa fue la última semana en la que dos argentinos alcanzaron las semifinales de un Grand Slam.

La deportista de 23 años no tuvo una parada sencilla pero finalmente superó a la número 5 del mundo y tercera preclasificada. La "Peque" se convirtió en la sorpresa absoluta y es la primera vez que una jugadora de la qualy se mete en semifinales de Roland Garros.

Roland Garros no tenía una jugadora nacional en su cuadro principal desde 2014 (Paula Ormaechea) y diez años antes había registrado a la última clasificada a cuartos de final (Suárez).

"Cuando era chica tenía tantas ansias por estar donde estoy hoy que me perjudicó. El éxito me ha llegado porque dejé de buscarlo", resumió Podoroska tras ingresar en la historia del tenis nacional con su seguidilla de victorias en París.

Después del partido de la rosarina, el torneo continuará en la cancha principal con la presencia del otro argentino en carrera por el título en singles, Diego Schwartzman. El "Peque" se medirá con el austríaco Dominic Thiem.