La propagación de nuevos incendios en las islas del Paraná desde la semana anterior derivó en dos grandes operativos para combatir el fuego. Brigadistas de Santa Fe trabajan junto a sus pares de Entre Ríos con el apoyo de efectivos nacionales para controlar la situación.

//Mirá también: Protestaron sobre el puente Rosario-Victoria por incendios en islas del Paraná

El secretario de Protección Civil de la provincia, Roberto Rioja, informó que una parte del personal se abocó a frenar las llamas en la zona cercana a las capitales y Santo Tomé. El otro punto de conflicto se ubica frente a San Nicolás y es el de “mayor magnitud”.

El funcionario apuntó que las condiciones meteorológicas juegan en contra a la hora de controlar los focos ígneos activos. Así se refirió al impacto negativo de la “rotación del viento, la bajante del río y la gran sequía” en la región.

//Mirá también: La causa sobre incendios en las islas del Paraná se demora porque murió el fiscal

Rioja remarcó que al menos 40 personas están asignadas a cada uno de los operativos para contener el fuego. “Hay muy poca humedad ambiente, lo que causa que el fuego se propague más rápido y sea difícil de contener. El humo, además, se propaga hacia las ciudades costeras y torna peligroso el tránsito vehicular por la visibilidad” concluyó.

Los puntos de calor fueron detectados en islas de la jurisdicción entrerriana frente al norte bonaerense; en zonas de islas del Predelta e Islas del Paraná Medio; y al este del puerto de la ciudad de Santa Fe.

El fuego se propaga gracias a la rotación del viento y la baja humedad en ambiente.Carlos Salazar

Por su parte, fuentes del Ministerio de Ambiente de la Nación le señalaron a Télam que “hasta el momento las provincias no solicitaron recursos”. El Ejército colabora con un helicóptero y están “a la espera de sumar recursos”.

El mayor foco de incendio se desarrolla en isla de Las Lechiguanas, frente a San Nicolás, mientras que otras quemas ocurren a la altura de Villa Constitución.

Las llamas comenzaron a avanzar la semana anterior al sur de Santa Fe.Carlos Salazar

“En los últimos cinco días ya se quemaron unas 14 mil hectáreas de humedales y los incendios continúan”, afirmó Pablo Cantador, de la organización El Paraná No Se Toca. A partir de relevamiento de datos satelitales, advirtió que las lluvias previstas para este miércoles o jueves son “lo único que podría parar” el fuego.

En tanto, Jorge Bártoli, otro ambientalista del mismo colectivo, añadió que “ha sido muy notable el recrudecimiento del fuego en los últimos días”. Si bien destacó que “este año hay una mejor estructura y más personal” que en 2020, “no es suficiente para dar una respuesta inmediata”.