La Multisectorial Humedales convocó este domingo a realizar un corte de tránsito del puente Rosario-Victoria. La protesta se organizó ante el impacto del humo procedente de nuevos incendios en las islas del Delta del Paraná y denuncian que se trata de quemas intencionales con fines productivos.

//Mirá también: Advierten altos niveles de contaminación del aire por el fuego en las islas

La manifestación se puso en marcha a la tarde sobre el acceso a la Ruta Nacional 174 en el extremo norte de Avenida Circunvalación. Allí comenzó una caminata hacia la mitad del cruce sobre el río como parte del reclamo hacia el Estado.

“Los incendios se ubican en tierras donde se desarrollan actividades agroganaderas, aunque después las autoridades nos hablen de bajante y pastos secos”, manifestaron desde la multisectorial. Mediante un comunicado resumieron testimonios de personas que viven al sur de Rosario, donde se registraron los incendios más recientes.

//Mirá también: El humo invadió Rosario y Pablo Javkin pidió frenar el fuego en las islas

Este sábado, el colectivo ambientalista señaló que las cenizas cayeron en viviendas de Villa Constitución. Allí “los focos de incendio se veían a simple vista y continuaban hacia San Nicolás y Baradero”.

“Nuestra respuesta ante la muerte de los ecosistemas, los daños a la salud de la población y la complicidad ineludible del Estado es la convicción cada vez más fuerte y multitudinaria de que el único camino a recorrer es la unión de la ciudadanía toda”, concluyeron dentro de la convocatoria.

Quemas sin antecedentes

Antes del corte del puente a Victoria, el director de Bomberos Zapadores de Santa Fe, Andrés Lastorta, dijo “nunca se vio tanta quema” en las islas entrerrianas. “Estamos trabajando a destajo”, aseguró respecto de los operativos frente a Rosario y Villa Constitución, entre otras zonas.

El funcionario añadió que otro problema actual es la dirección del viento, lo que implica que también se sienta el humo de de los incendios a la altura de Ramallo.

En diálogo con Radio 2, Lastorta planteó que la crisis que se registra desde el año pasado recrudeció debido a “la sequía y a la gente que prende fuego sin tomar dimensión del daño que está generando al ambiente y a las personas”.