La defensa de Leonardo Peiti propuso pagar una multa de 536 mil dólares en el marco de la investigación sobre juego clandestino y extorsiones en Rosario. El empresario declaró para llegar a un juicio abreviado y que se cierren otras dos causas provinciales en las que fue acusado por delitos similares.

//Mirá también: Imputaron al ex diputado provincial Darío Scataglini en la causa por juego clandestino

El acusado de ser uno de los cabecillas de la asociación ilícita pidió ser considerado como imputado colaborador. Los fiscales accedieron a tomar su testimonio como arrepentido y así se abre la posibilidad de que sea condenado a 3 años de prisión efectiva, la mitad de la pena que le corresponde por los delitos que le atribuyeron.

La propuesta que empezaron a negociar los representantes legales de Peiti también se refiere a dos causas sobre juego clandestino en Rafaela y Melincué. Su declaración asoma como un nuevo elemento clave para los investigadores mientras esperan que la Corte Suprema de Santa Fe se expida sobre la admisibilidad del pedido para imputar al senador departamental Armando Traferri, señalado como otro organizador de la estructura delictiva.

//Mirá también: Condenaron a tres años de prisión al exfiscal Gustavo Ponce Asahad

El preacuerdo para el procedimiento abreviado incluye la subasta de lotes que pertenecen al empresario y fueron denunciados como parte de negocios ilegales. En caso de que la Justicia acepte la presentación de la defensa y el Ministerio Público de la Acusación (MPA), el imputado depositará otros 236 mil dólares en efectivo para cubrir el monto total de la multa.

Hace algo más de un año, Peiti declaró como imputado colaborador y su testimonio puso en crisis a la Justicia penal rosarina. El entonces fiscal regional Patricio Serjal renunció y fue detenido como uno de los principales integrantes de la asociación ilícita a la que vinculan a Traferri, mientras que el exfiscal Gustavo Ponce Asahad recientemente fue condenado a 3 años de prisión como parte de la organización.