Tras el doble asesinato registrado el fin de semana en la zona noroeste, el ministro de Seguridad provincial Jorge Lagna negó que el caso esté vinculado a una interna en la barra brava de Rosario Central. Lo mismo dijo en el caso de Newell’s sobre las pintadas en un local del vicepresidente Cristian D’Amico.

//Mirá también: Mataron a balazos al hijo de “Cara de Goma”, un histórico barra de Central

En lo que respecta al primer episodio, el funcionario aseguró que la muerte de César Navarro (36) “tiene vinculación neta con el narcomenudeo”. El hijo del “Cara de Goma” fue ejecutado junto a un joven de 23 años el sábado a la tarde frente a un departamento del Fonavi de Casiano Casas y Baigorria. Su padre, histórico ladero de Andrés “Pillín” Bracamonte en la tribuna canalla, también fue asesinado el 25 de noviembre de 2016.

A pesar de esta coincidencia, Lagna subrayó que el móvil del crimen “no es lucha entre barras”. A continuación, comentó que “hay muchos avances” en la investigación que conduce el fiscal Adrián Spelta y adelantó que “pronto se van a dar a conocer”.

//Mirá también: Vandalizaron el negocio de Cristian D’Amico antes del clásico rosarino

Por otra parte, el funcionario negó que la vandalización de un comercio en San Martín al 4800 esté ligada a una disputa entre bandas vinculadas a la Lepra. En cambio, deslizó que “quizás tenga que ver con la interna del club” en vísperas de las elecciones que se suspendieron hace diez días por la pandemia de coronavirus.

En el negocio que pertenece a D’Amico no sólo hubo mensajes contra el vicepresidente de Newell’s. También acusaron de narco a “Chemea”, el supuesto líder de la barra brava rojinegra, quien el viernes también fue víctima de un ataque a balazos.