Indignante: sepultaron viva a su propia perra tras darle una golpiza en Venado Tuerto

IMÁGENES SENSIBLES. La perrita fue rescatada por vecinos y sobrevivió algunas horas, ya que se encontraba en deplorable estado.

La galga falleció horas después
La galga falleció horas después

Un horroroso episodio de maltrato animal se vivió el pasado jueves en Venado Tuerto, cuando una perra galga fue encontrada enterrada viva con una soga en el hocico. Los vecinos realizaron el rescate, pero el animal finalmente falleció y ahora apuntan a los dueños como los maltratadores.

La perra fue encontrada el jueves dentro de un bolsón y sepultada bajo una pila de escombros por un trabajador de la construcción. Al abrir la bolsa, el hombre descubrió que la galga seguía con vida y pidió ayuda a vecinos para que la desenterraran. Luego, se comunicaron con el Instituto Municipal de Salud y Convivencia Animal (Imusca) que envió personal para tratar la urgencia.

El caso indignó a los vecinos y autoridades de la ciudad.
El caso indignó a los vecinos y autoridades de la ciudad. Foto: Sur24

El can, en evidente estado de desnutrición, presentaba golpes, heridas por aplastamiento y marcas de maltrato. Pese a los esfuerzos, sólo sobrevivió unas horas y murió debido a las lesiones, la deshidratación y el estado de shock en el que estaba.

El caso tomó inmediatamente estado público en las redes sociales y el intendente de Venado Tuerto, Leonel Chiarella, comunicó que el Municipio tomó cartas en el asunto, con la presentación de una denuncia por maltrato animal contra la familia tutora de la galga.

El caso indignó a los vecinos y autoridades de la ciudad.
El caso indignó a los vecinos y autoridades de la ciudad. Foto: Sur24

Qué pasará con los dueños de la galga sepultada viva en venado tuerto

Chiarella detalló el lamentable suceso: “‘la flaca’ era una galga que falleció producto del maltrato animal. La perra estaba delicada, muy débil y no le brindaban la atención mínima necesaria. Estando con vida, la embolsaron y la tiraron a un bolsón echándole escombros encima”.

Y sumó que los dueños fueron identificados tras una breve investigación que incluyó la revisión de cámaras como una familia de apellido Mansilla, habitantes del barrio Victoria.

Contra ellos recaerá una denuncia penal por crueldad animal, de acuerdo a la Ley 14.346 y el Municipio aportará las pruebas necesarias. “Esperamos que la Justicia actúe en consecuencia y se aplique la sanción correspondiente para terminar con el maltrato animal”, cerró Chiarella.

Temas Relacionados