Después de seis meses internado con prisión domiciliaria, Leonardo Peiti fue citado a la audiencia en la que se tratará el juicio abreviado sobre juego clandestino en Rosario. Fuentes oficiales adelantaron que el encuentro no será presencial y es posible que la resolución se dicte después de un cuarto intermedio.

La defensa y el Ministerio Público de la Acusación (MPA) presentarán un acuerdo para dictar la condena empresario señalado el principal organizador de apuestas ilegales en la provincia. Además de la investigación por la que lo imputaron en la Cuna de la Bandera, también está involucrado en causas similares en Melincué y Rafaela.

Peiti se encuentra alojado en una clínica de salud mental desde abril, cuando prosperó el pedido para la morigeración de la prisión preventiva efectiva que cumplió durante tres semanas. Dada esta situación, la audiencia programada para el miércoles 24 de noviembre a las 16 se llevará cabo por Zoom.

De acuerdo a la hipótesis de los fiscales Luis Schiappa Pietra y Matías Edery, el rosarino era uno de los organizadores de una asociación ilícita vinculada con el juego clandestino y las extorsiones. Los investigadores sospechan que la banda contaba con protección judicial para esos negocios ilícitos y señalan como uno de los responsables de esas acciones al senador provincial Armando Traferri.

El análisis del procedimiento abreviado quedará en manos de la jueza Valeria Pedrana. Hace un mes atrás trascendió un supuesto borrador que incluye una multa de 536 mil dólares además de la condena a 3 años de prisión para Peiti. Sin embargo, ambas partes negaron haber difundido los términos del acuerdo confidencial por el que se sancionará al empresario.