Ya pasó casi una semana del allanamiento al Coloso Marcelo Bielsa, donde el Gobierno de la provincia de Santa Fe a través de su Ministerio de Seguridad realizó una inspección anti-barrabravas y desbarató una “sala-búnker” debajo de la tribuna Diego Armando Maradona. Sin embargo, aún persiste la discordia entre dirigentes de Newell’s Old Boys y los organismos a cargo del operativo.

//Mirá también: Newell’s ganaba 2 a 0, se quedó sin piernas y Godoy Cruz se lo empató

Al respecto, habló Jorge Lagna, el ministro de Seguridad provincial. “Nos asombra cierto fastidio de la comisión, porque sabían que existía y que lo mejor era que intervenga el Estado”, señaló en diálogo con Radio 2 y agregó que “la comisión estaba presente cuando se hizo el operativo”.

El ministro de Seguridad de Santa Fe, Jorge Lagna, aseguró que la CD de Newell's sabía del operativo que iban a llevar a cabo. (@Continental590)

“No es normal que se metan dentro de una institución privada sin la orden de un juez. Pueden hacerlo, pero con un escrito. Lo que hicieron hoy en el club es un abuso de la autoridad”, había dicho el presidente rojinegro Ignacio Astore tras los allanamientos.

Sobre estas quejas por parte de la comisión directiva leprosa, el titular de Seguridad explicó que “el diálogo con los clubes es permanente” y que “son todas cosas consensuadas con Seguridad Preventiva”.

//Mirá también: Newell’s ya sabe el cronograma de tres próximas jornadas de la Liga

“Sabían de ello, nosotros dispusimos eso con la presencia de la comisión, tal es así que los elementos allí encontrados quedaron a cargo de la comisión directiva. La historia de la barra de Newell’s está ligada a hechos muy duros, por eso estamos trabajando”, cerró Lagna.