El presidente de Newell’s Old Boys, Ignacio Astore, se quejó de las inspecciones anti-barrabravas que se realizaron la mañana de este martes en el estadio Marcelo Bielsa, donde las autoridades que intervinieron desbarataron una “sala-búnker” debajo de la tribuna Diego Armando Maradona. “No corresponde lo que hicieron hoy en el club, es un abuso de la autoridad”, sentenció el titular leproso.

//Mirá también: Gobierno provincial realizó inspecciones anti-barrabravas en Rosario Central y Newell’s

Luego del operativo, el mandatario rojinegro dialogó con la radio LT8 y expresó su malestar por el accionar de los organismos de Seguridad, que se hicieron presentes en las instalaciones leprosas sin una orden de allanamiento. “No es normal que se metan dentro de una institución privada sin la orden de un juez. Pueden hacerlo, pero con un escrito”, manifestó.

Astore incluso dio a entender lo sorprendido que estaba por el allanamiento. “Esto no es mi gestión, este tipo de operativo, ¿Por qué no se hizo antes? Llegué hace ocho días al club, que viene de tres años y medio de muchos vicios...”, expresó enojado.

El presidente de Newell's, Ignacio Astore, junto al resto de la comisión directiva que asumió el pasado lunes 20 de septiembre en el club. (La Capital)

Además, el dirigente aseguró que dentro del búnker “solo habían bombos y banderas” y afirmó que los objetos pertenecen al club, negando que sean propiedad de los barrabravas. “Los vamos a sacar de ahí, pero eso es del club”, remarcó.

En el momento en que ocurrían las inspecciones, el médico traumatólogo no se hallaba en el club ya que se encuentra en Buenos Aires. “Me enteré porque me avisaron los directivos; yo estoy en Buenos Aires porque esta tarde voy a reunirme con “Chiqui” Tapia, el presidente de AFA”.

//Mirá también: Newell’s cayó por la mínima ante Huracán en el cierre de la fecha 13

Acerca de su relación con Diego Llumá, el Subsecretario de Seguridad Preventiva que estuvo a cargo del operativo, Astore dijo que “Llumá me marcó hace una semana que saque un cartel en la zona de parrilleros, que ponga cámaras y lo hice. Tenemos muy buen dialogo”.

Por último, el presidente de Newell’s reiteró que su gestión no tiene vínculos con los barras y avisó que “yo no me voy a manejar con custodia, voy a hacerlo de manera normal como lo hice toda la vida. Ningún presidente del fútbol argentino se maneja con autos blindados y custodia”.