Desde el sillón: Alina Moine encendió las redes con una foto íntima de sus vacaciones

La conductora de ESPN deslumbró a sus seguidores y contó que pronto volverá a la televisión “con energías renovadas”.

Alina Moine sorprendió a sus fans de blanco
Alina Moine sorprendió a sus fans de blanco Foto: @alinamoine09

La periodista y conductora rosarina Alina Moine disfruta de sus últimos días de descanso, antes de volver a la rutina del trabajo en ESPN. Para celebrar sus merecidas vacaciones, compartió una sesión de fotos muy íntima y dejó suspirando a sus seguidores.

La rubia no sólo se desempeña como reportera, sino que también es cara de reconocidas marcas de ropa y lencería. En esta ocasión, compartió imágenes desde su lugar vacacional usando sólo un pequeño camisón blanco sobre un sillón y se llenó de likes.

La periodista posó para una marca de lencería y se llenó de likes.
La periodista posó para una marca de lencería y se llenó de likes. Foto: @alinamoine09

En estos días, Alina no sólo disfruta de la playa. También se da la oportunidad de retomar la lectura metiéndose de lleno en un libro. Por si quedan dudas, se fotografió también leyendo.

La periodista posó para una marca de lencería y se llenó de likes.
La periodista posó para una marca de lencería y se llenó de likes. Foto: @alinamoine09

Se van terminando los días de descanso y con energías renovadas nos preparamos para volver el próximo lunes a ESPN”, contó la rosarina en su Instagram con una mezcla de tristeza y entusiasmo por lo que se viene este 2024, y los corazones no tardaron en llegar.

La periodista posó para una marca de lencería y se llenó de likes.
La periodista posó para una marca de lencería y se llenó de likes. Foto: @alinamoine09

CÓMO EMPEZÓ LA CARRERA PERIODÍSTICA DE ALINA MOINE?

Me crucé con los chicos de Block and Roll”, cuenta y agrega: “Fueron ellos los que me preguntaron si no quería hacer notas para el programa. La tele siempre me apasionó y ahí arranqué en Canal 3″. De esta manera, lo que era un hobby pasó a ser una opción seria y decidió empezar a estudiar algo vinculado con el mundillo del periodismo.

Con la meta entre los ojos, se anotó en el Iser y comenzó a estudiar locución. Pese a su presente prolífico, Alina confiesa: “no fue fácil, lloré un montón al principio porque venía de estudiar una carrera universitaria y trabajar al mismo tiempo y tuve temores: ¿Hice bien? ¿Hice mal? Hasta llegué a pensar que terminaba locución y volvía a Biotecnología, pero cada vez me salían más trabajos en los medios”.

Temas Relacionados