Un clásico de Memphis La Blusera se convirtió este martes en la exitosa carta de presentación de Gustavo Tacchi para ser seleccionado en “La Voz Argentina”. El primer santafesino del reality show es de Rufino y reveló que estuvo a punto de faltar a la audición por un problema familiar.

//Mirá también: La rosarina Giuliana Ramos se animó a cantar hit de Lali en “La Voz Argentina”

La interpretación del cantante de 41 años al estilo de Adrián Otero sorprendió al jurado, aunque también tuvo gran repercusión la historia previa a su llegada al escenario. “El día del casting no iba a ir porque mi viejo estaba muy grave”, reveló en el reportaje que brindó en el programa.

Al papá de Gustavo tenían que llevarlo a Rosario, pero su mamá no dudó cuando se planteó el dilema y le dijo: “Andá a hacerlo”. Así, no extrañó que la dedicatoria de la previa fuera para su padre fallecido y para sus dos hijas. “Son la luz que me ilumina”, sintetizó.

//Mirá también: Soledad Pastorutti apostó a un look de motoquera para “La Voz Argentina”

La presentación de “Luli”, como lo apodan sus amigos, sedujo a Soledad Pastorutti y a Lali Espósito, quien finalmente se lo llevó para su equipo. La campera de la actriz fue el premio extra de la noche para el nuevo participante.

Del campo de Rufino con amigos

Los amigos de Gustavo contaron que seguía el programa durante su primer ciclo. El cantante marcó su preferencia por Ricardo Montaner cuando le preguntaron con qué integrante del jurado le gustaría sumarse.

El nuevo integrante del team Lali recordó que cuando era chico, su mamá veía la telenovela venezolana “Niña bonita”. El programa tenía como tema principal el hit “Tan enamorados”, por lo que acotó sobre el recuerdo: “Me veo chiquitito al lado de mi vieja”.

Tacchi se dedica a prestar servicios agropecuarios desde su hogar en el sudoeste santafesino, a más de 250 kilómetros al sudoeste de Rosario. Sus amigos destacaron que “se desenvuelve bien” en el escenario. “Tiene esa simpatía, siempre ser ríe por algo y eso se cautiva”, añadieron.

Además de interpretar “Moscato, pizza y fainá” en la audición a ciegas, el rufinense también se animó a cantar a capela un fragmento de “Todo mi amor”, de JAF.