Desde principios del mes pasado se flexibilizaron las restricciones por la pandemia de coronavirus en Rosario. En ese lapso, bajó a la mitad el promedio diario de nuevos casos junto con otros indicadores que dan cuenta de una mejora en la situación sanitaria.

//Mirá también: Analizan en Rosario el efecto de la combinación de vacunas Sputnik V y Moderna

Hace cinco semanas, la ciudad era el centro de una de las zonas de alarma epidemiológica por COVID-19 en Argentina. El 99% de las camas críticas públicas estaban ocupadas y la demanda en el sector privado era del 78 por ciento. En ese momento se extendió el horario gastronómico y se habilitó la actividad en cines, teatros y otros espacios culturales.

Luego del feriado del 9 de julio, en Rosario se registraba una media de 483 casos cada 24 horas en los últimos siete días. Este sábado el promedio ya era de 230 contagios. Al mismo tiempo, la tasa de incidencia tuvo una evolución similar y pasó de 682 a 366 positivos cada 100.000 habitantes.

//Mirá también: Rosario podría exigir un certificado de vacunación para realizar ciertas actividades

Este último indicador es uno de los parámetros definidos en Argentina para evaluar el riesgo sanitario por coronavirus. Hace casi un mes, la calificación de Rosario mejoró, aunque todavía está lejos de los 150 que se definieron como límite para una zona de nivel medio.

Menos internaciones y casos activos

Actualmente la ocupación de camas críticas en Rosario es del 88 por ciento en el sector público y ronda el 60% en el privado. A esto se suma una caída de la incidencia de las internaciones por coronavirus, la cual es del 20% en hospitales municipales y provinciales cuando a principios del mes pasado superaba el 35%.

De acuerdo al último parte de la Secretaría de Salud, en la ciudad hay 3.766 casos activos de COVID-19. Esto implica una baja de casi el 42 por ciento si se compara la cantidad con los 6.491 reportados el sábado 10 de julio.

Por otra parte, Rosario está por superar la barrera de las 700.000 personas vacunadas contra el coronavirus con al menos una inyecciones. En las últimas cinco semanas se sumaron 172.489 habitantes que aún no habían recibido el primer turno y ya son 693.645 con un total de 988.769 dosis aplicadas.