La diputada provincial, Matilde Bruera, pidió que se avance con la imputación por “homicidio” en el caso de la muerte de Carlos “Bocacha” Orellano, luego de que el cuerpo médico forense de la Corte Suprema de Justicia de la Nación aportara un análisis complementario a la autopsia.

En dicho informe se establece que hubo golpes previo a la muerte del joven, con hematomas y lesiones en el cuello. Se deja asentado que siendo la posible causa de muerte una asfixia antibraquial. “Es un avance muy importante en investigación”, deslizó la legisladora y presidenta de la comisión investigadora del caso en la Cámara de Diputados provincial.

“No hay dudas que en este momento corresponde hacer imputaciones por la muerte de Bocacha”, indicó. En este sentido, pidió al fiscal que entiende en la causa, Patricio Saldutti, de la Unidad de Homicidios Dolosos, que convoque a una pronta audiencia imputativa.

Recordemos que Bochacha apareció en el río Paraná el 26 de febrero pasado después de estar dos días desaparecido. En tanto, la noche a noche del domingo 23 de febrero de 2020, en la previa del feriado de Carnaval, fue con sus amigos al boliche Ming River House, en la zona de la Fluvial. Según surgió de la investigación, el muchacho fue expulsado del local porque había tenido un altercado con una patovica cuando ingresó a un sector VIP. Dos días después, su cadáver apareció en las aguas del Paraná, y muy cerca del boliche al que había concurrido.

Pedido de Justicia por Bocacha (@MauroYasprizza)@MauroYasprizza

Cabe indicar, que el avance en la causa solo dejó imputaciones a cuatro policías por distintos delitos. A Karina G. y Gabriel N., que hicieron adicionales la noche del hecho, se los imputó como coautores de incumplimiento de deberes de funcionario público y falsedad ideológica de instrumento público agravado.

Además, se imputó a Pablo B. y Brenda L., ex jefe de la Comisaría 2ª y sumariante respectivamente, por incumplimiento de deberes de funcionario público al considerar que en los días de búsqueda de Carlos omitieron el pedido de la fiscal de turno de secuestrar las cámaras de seguridad del boliche y de la zona. En tanto, solo Gabriel N. quedó con prisión preventiva.

“Por ahora lo único que hay son imputaciones por manejos de encubrimientos de la policía”, dijo en tono de queja diputada que también es abogada penalista. Ahora “corresponde imputar bajo figura de homicidio. No hay dudas que no fue accidental la muerte si no causada”, agregó.

En dicho orden, Bruera indicó que “siempre se hace un caso dificultoso cuando hay policías sospechados”. Por eso, la Cámara de Diputados conformó una comisión investigadora que viene siguiendo el caso.