La Multisectorial Humedales acudió a la Defensoría del Pueblo de Santa Fe ante “la falta de respuesta del Gobierno provincial” al pedido de informe sobre las obras planeadas para la región de los bajos submeridionales. A su vez, decidieron levantar el acampe sobre el puente Rosario-Victoria después de casi una semana.

Este domingo los ambientalistas informaron ante la consulta de Télam que hubo una “respuesta nula” de parte del Ejecutivo a la solicitud. Este viernes el organismo que encabeza Raúl Lamberto recibió a integrantes del colectivo ecologista para “acordar acciones conjuntas”.

Puntualmente la multisectorial requiere ”Información que permita entender y dimensionar las obras propuestas y el posible impacto que puedan tener sobre este inmenso humedal que conforman los bajos submeridionales”. Al respecto recordaron que la zona es de “más de ocho millones de hectáreas” y es uno de los humedales “más amenazados de Argentina”.

”Los bajos albergan una enorme biodiversidad, de vital importancia para la preservación de aves y medianos y grandes mamíferos”, indicaron voceros de las agrupaciones. A esto añadieron que las modificaciones “mediante una red de canales de drenaje y el reemplazo de pastizales por actividades agroganaderas ya han causado un cierto nivel de degradación en estos ecosistemas”.

Los activistas sostienen que el plan para la región está “lejos de avanzar en una restauración”. Al respecto argumentaron: ”Se desconoce la realización de informes de impacto ambiental o audiencias públicas que aseguren el derecho a la información y la participación ciudadana”.

La multisectorial presentó el pedido ante la Casa Gris el 21 de octubre para conocer los detalles del proyecto mediante un escrito dirigido al gobernador Omar Perotti. ”A la fecha se desconoce intención alguna de remediación, reforestación o acciones en pos de brindar atención y salvataje a la fauna afectada. El plazo que tiene para dar respuesta vence el 2 de diciembre”, recordaron.