La variante Delta de coronavirus tiene en alerta al sector sanitario y político para implementar medidas que hagan disminuir su circulación y Rosario no es la excepción: desde la Municipalidad detallaron que realizan seguimiento a más de 900 personas que viajaron al exterior.

//Mirá también: Qué estrategia analiza el Gobierno para reforzar la inmunización ante la amenaza de la variante Delta

Para evitar que esa mutación del COVID-19 circule de manera comunitaria en la ciudad, el secretario de Salud rosarino, Leonardo Caruana, detalló en diálogo con El Tres que se realiza un seguimiento preventivo a toda persona que haya viajado al exterior.

A los siete días se le realiza una prueba de PCR (José Hernández / La Voz).

“Se sigue a más de 900 personas, en el séptimo día se hace el estudio PCR y si tienen suficiente carga viral, se hace el estudio del fenoma”, explicó y remarcó que hasta el momento solo cuatro personas dieron positivo a la variante Delta, que es una de las de mayor transmisibilidad.

//Mirá también: Dio positivo el 2% de los test públicos de coronavirus en Santa Fe a viajeros

Siguiendo esta línea, Caruana sostuvo que el objetivo de este monitoreo es “retrasar la circulación comunitaria para completar esquemas de vacunación”.