Aunque toda su atención está centrada en la llegada de su primera hija, Ivana Icardi reveló su hermano no le responde y deja en “visto” sus mensajes. Así confirmó que sigue dispuesta a reconciliarse, aunque defendió su postura en torno al origen del conflicto con el futbolista y Wanda Nara.

//Mirá también: Ivana Icardi participó en una sesión de fotos en las últimas semanas de su embarazo

“No voy a seguir dándome cabezazos contra la pared. Si por estar bien con su mujer prefiere no hablarme a mí, está en todo su derecho”, expresó la influencer este jueves sobre el jugador de París Saint-Germain (PSG). Además, contó que no hablan desde 2018 y sentenció: “No lo voy a hacer elegir ella o yo porque me parece patético”.

La influencer está embarazada a la espera del nacimiento de Giorgia, fruto de su relación con el exbasquetbolista uruguayo Hugo Sierra. En ese contexto, contó que el último encuentro fue cuando llevó a su primo Rafa a ver un partido de Inter de Milán y sólo estuvieron juntos “cinco minutos”.

//Mirá también: Ivana Icardi mostró por primera vez cómo patea su beba en la panza

En 2017, Ivana tuvo la chance de conocer a Isabella, la segunda hija que el delantero tuvo con Wanda. Pero admitió que entonces ya había una distancia importante. “Le he mandado mensajes por los cumpleaños de mis sobrinas pero queda el visto, no hay respuesta”, contó sobre lo que ocurrió después.

La denuncia antes de Gran Hermano Italia

En un video publicado en el portal Mtmad, la rosarina contó que la denunciaron antes de entrar a Gran Hermano Italia. Cuando faltaban dos días para ingresar a la casa, tuvo que ir a declarar ante la Policía en 2019.

Ese episodio fue un nuevo capítulo del conflicto que comenzó cuando ella volvió a Argentina para anotarse en la versión local del reality show. “Por respeto a ellos, hice una llamada para comentarles. Esperé una mano, un apoyo y lo que recibí fue palo. Tuve una discusión muy fuerte con mi cuñada y no entendía”, recordó.

La joven de 26 años realizó una sesión de fotos en sus últimas semanas de embarazo.@ivannaicardi | Instagram

Ivana admitió que su vínculo con Wanda no es nada bueno y que tampoco era cercana con Mauro, pero intentó “miles de veces” acercarse. Así como aceptó que no tenía ”una relación de hermanos normal”, también expresó que la ruptura posterior generó “una bola de mierda que se quedó ahí y sigue flotando”.

“Ahora viene algo muy bonito que es el nacimiento de mi hija. Todos hemos tenido parte de culpa. Espero que todo mejore, sobre todo por mi madre”, comentó. Sin embargo, su expectativa en el corto plazo no parece ser la mejor y por eso afirmó que “hay que soltar en la vida”.