Luego de conocerse la denuncia presentada contra el el vicepresidente de Newell's, Cristian D'Amico, en un presunto caso de violencia en el barrio cerrado Kentucky, en Funes, ahora Lucila C, la hermana del menor presuntamente agredido por el directivo leproso, salió a hablar sobre el tema. Reconoció que tiene temor por los suyos ya que el propio dirigente "dijo que iba a ir contra la familia".

En diálogo con LT8, Lucila dio precisiones de lo que se vivió el sábado. "Llamo al 911, pido un patrullero para hacer la denuncia. Cuando el patrullero llega me dicen que necesito autorizar el paso al barrio". La mujer relató: "Después de 15 o 20 minutos, salimos a la puerta de mi casa. había otras personas. Veo que la policía estaba en la casa del denunciado cuando yo llamé al 911".

"Estoy indignada con el accionar de la policía y la seguridad del barrio", manifestó enojada Lucila.

La joven de 20 años señaló que los efectivos se acercaron a ella y que trataron de convencerla de que no tome ninguna medida. "Me dicen que no me conviene hacer la denuncia porque iba a tener problemas mi hermano". Y a continuación "ofrecieron firmar las hojas de ruta que hubo un desentendido entre vecinos".

De todas formas, la mujer junto a su hermano optaron por presentarse en la comisaría. Allí, la mujer contó que "hubo una chicana, un empujón, unas amenazas" y que luego el vice de Newell's va a su casa. "Nos amenaza, pido disculpas y no me las acepta", indicó.

Lucila precisó que Damico "en un momento dijo que iba a ir contra la familia, que le iba a pegar a mi hermano y a mi papá".

Lucila explicó que la denuncia se hizo para resguardar a su familia. "La denuncia la hicimos por protección. Estamos muy asustados, no solo mi hermano, sino toda mi familia. Estamos con miedo".

A continuación, la mujer manifestó que querían "hacer público" el episodio y luego apuntó contra el ministro de Seguridad de la provincia. "Cualquier cosa que pueda pasar lo vamos a culpar a Pullaro, que actuó muy mal", dijo.