En Navidad se habían registrado cifras menores fundamentalmente en personas apuñaladas.


El final del 2018 y el inicio del 2019 se presentó con menos personas lesionadas por la pirotecnia, pero mayor cantidad de heridos por arma blanca y de fuego.

Según informó la Municipalidad, en efectores público se atendió a 10 pacientes que presentaban disparos y 21 con cortes y puñaladas.

También se contabilizaron unos 25 accidentes en vía pública y tres lesionados por manipulación de fuegos de artificio en la región. No se produjeron intoxicaciones por consumo de alimentos en mal estado.

“Este inicio de año fue más tranquilo que otros años, no hubo ninguna situación de complejidad, tuvimos un movimiento similar a un fin de semana cualquiera, teniendo en cuenta la gran presencia de gente y el movimiento que hubo, el saldo es positivo”, manifestó el secretario de Salud Leonardo Caruana.

En cuanto a operativos de tránsito, en la noche del 31 de diciembre se concretaron 250 intervenciones con el saldo de 13 remisiones al corralón municipal, 10 de ellos por alcoholemia positiva y el resto por irregularidades en documentación y elementos de seguridad.

“Venimos trabajando fuertemente toda la semana para mejorar los índices, que sin bien vienen bajando, nos empujan a seguir nuestras tareas día a día”, señaló el secretario de Control y Convivencia Ciudadana, Guillermo Turrin.

Además, destacó que este año “hubo mucha gente en los espacios públicos, sobre todo en la costa central, gente que se reúne con tranquilidad, que disfruta respetando las normas a pesar de que se produzca una mayor flexibilización de los horarios”.

Sin embargo, respecto a los números de Navidad, también difundidos por el Municipio, se observó un incremento en la cantidad de accidentes y heridos.

La noche del 24 y madrugada del 25 hubo 19 asistencias por accidentes de tránsito, otras siete por riñas, siete por heridas de arma blanca y ocho de fuego.






Comentarios