Un hombre de 31 años quedó bajo prisión preventiva por abusar sexualmente de su hija desde que era una niña, según consta en la denuncia que investiga la Fiscalía Regional de Santa Fe.

Fuentes judiciales confirmaron que la jueza Sandra Valenti dispuso mantener privado de su libertad al padre de la víctima, a quien acusaron de someter a la menor durante cinco años mientras vivían bajo el mismo techo. "Toda esta situación generó una verdadera humillación y un sometimiento hacia su atacante", comentó la fiscal Alejandra del Río Ayala luego de la audiencia.

El último sábado, el sospechoso había sido imputado por los delitos de abuso sexual gravemente ultrajante en concurso real con abuso sexual con acceso carnal calificado y todo ello en concurso ideal con corrupción de menores agravada.

En relación a las secuelas de la violación, la funcionaria del Ministerio Público de la Acusación (MPA) consideró que "la modalidad y duración en el tiempo de los abusos" afectaron "el desarrollo normal, libre y progresivo de la sexualidad de la menor".