Un grupo de productores damnificados por la agroexportadora Vicentin convocó para este miércoles en Rosario a una manifestación en contra de la pesificación de sus acreencias, mientras los nuevos directivos del grupo se reunieron con el principal acreedor comercial -ACA- en procura de alcanzar algún tipo de acuerdo.

A diez días de que venza el plazo para que la Sindicatura del concurso de Vicentin presente los informes finales individuales de la verificación de cada acreencia, un grupo de productores agropecuarios convocó a una movilización a un estudio rosarino que asesora a la Sindicatura.

Según Télam, la protesta incluirá la entrega de un documento al estudio Baravalle & Granados, que asesora a los síndicos del concurso, en el que pedirán "independencia" para la preservación de sus derechos como acreedores y "evitar una estafa penal y procesal" que derive "en el vaciamiento de la empresa".

Los manifestantes que convocan a la movilización son productores agropecuarios del sudeste de la provincia de Córdoba y de Santa Fe nucleados en el grupo "Sumando cabezas" que se conformó a principios de este año, unos días después de que Vicentin entrara en cesación de pagos por U$S 1.400 millones.

En el planteo de los productores-acreedores radica el núcleo de la actual pulseada entre las partes del concurso. Más de 300 acreedores hicieron planteos en el expediente del concurso, que lleva adelante el juez civil y comercial 2 de Reconquista, Fabián Lorenzini, para que sus acreencias sean consideradas en dólares, atento a que es la moneda en la que se comercia en el agro.

Sin embargo, voceros de la Sindicatura indicaron que el artículo 19 de la Ley de Concursos y Quiebras establece que las deudas no dinerarias contraídas en moneda extranjera se convierten "a su valor en moneda de curso legal, al día de la presentación (del concurso)". Atento a que el concurso se presentó el 10 de febrero último, la conversión de la deuda en dólares por granos se realizaría a una cotización de 60 pesos.

El abogado de un grupo de acreedores de Vicentin, Gustavo Feldman, señaló que "el síndico es un lacayo de Lorenzini porque "la aplicación de la ley no puede violar derechos constitucionales. La pesificación de la deuda es confiscatoria".