La empresa mendocina El Cacique advirtió el Ente de la Movilidad de Rosario que podría reducir la calidad y la frecuencia del servicio de colectivos si no recibe una compensación extraordinaria para cubrir gastos corrientes.

Cabe recordar que la firma ya había notificado tiempo atrás al Ejecutivo sobre la difícil situación financiera que atravesaba y había fijado al 31 de octubre como fecha límite para garantizar el funcionamiento de sus unidades según el pliego.

Ahora lo que argumenta es que las condiciones, lejos de cambiar para mejor, se han agravado. Además, consideró que los tiempos administrativos que demandará la aprobación de la emergencia en el transporte que pidió declarar el intendente Pablo Javkin, vuelven ineficaz la respuesta municipal.

De allí que si no reciben una ayuda económica, limitará la cantidad de unidades que circulen por la ciudad. “Informaremos al Ente de la Movilidad y de manera diaria, el cupo de combustible que podremos afrontar y su relación respecto de las unidades a las cuales les podremos asignar carga, conforme a la situación financiera que atravesamos”, señaló.