Una nena de 12 años dio a luz a un bebé prematuro pasado un mes desde que la Justicia empezó a investigar un presunto abuso sexual en su contra en Casilda. La niña fue trasladada a Rosario como parte del seguimiento del caso y hasta el momento no hay sospechosos identificados dentro de la causa penal.

El parto ocurrió hace días en el Hospital Centenario y se confirmó este lunes al margen de la causa que tiene en sus manos el fiscal Emiliano Ehret. Al respecto precisaron que la menor transitaba el séptimo mes de gestación después de las primeras evaluaciones médicas en el Hospital San Carlos de la cabecera del departamento Caseros.

"¿Tenemos que explicar nosotras que no hay consentimiento hasta los trece años y siempre se considera una violación? ¿Quienes ocupan lugares claves no lo saben?", se preguntaron desde el movimiento Ni Una Menos a nivel local cuando se conoció la denuncia.

Integrantes de dicho espacio cuestionaron la respuesta del Estado para abordar el caso y argumentaron que "preservar a la niña no es sólo reservar su identidad". Así consideraron que deberían haberse "activado rápidamente todos los protocolos" junto con "una investigación urgente". También consideraron que faltó "contención efectiva" y fue deficiente el seguimiento dentro del efector casildense.

Fuentes judiciales consultadas por La Capital detallaron que la niña será entrevistada en cámara Gesell una vez que reciba el alta médica y tenga la autorización de los profesionales que la asisten. Si bien inicialmente se planteó que el embarazo podía ser fruto de una relación con un chico de 14 de años, hasta el momento no hubo avances en cuanto al esclarecimiento del hecho.