En el cuarto día de trabajo de la nueva cúpula de la policía rosarina, la Justicia provincial dispuso este martes el arresto del ex jefe de la Armería Central de la Unidad Regional II. La orden se refiere a la investigación sobre el robo de pistolas que estaban almacenadas en las dependencias de la zona sur de la ciudad.

La investigación que conduce el fiscal Ramiro González Raggio se refiere a un faltante denunciado en enero por el Ministerio de Seguridad de la provincia. Desde el Ministerio Público de la Acusación (MPA) confirmaron que Pablo P. fue detenido al cabo de un procedimiento realizado por la mañana sobre Petrone al 8900.

Fuentes vinculadas a la causa precisaron que el uniformado estuvo a cargo del área entre septiembre y enero pasado. A partir de un inventario en ese período se corroboró que personas aún no identificadas se habían llevado cinco armas calibre 9 milímetros. Cuatro de ellas habían sido incautadas en 2019 y la restante en 2017.

Además del allanamiento en el que capturaron al sospechoso, el MPA precisó que también fueron a buscar evidencia a Monte Flores al 7300, Cazadores al 2500, Donado al 800 y Avellaneda al 2500. A estos domicilios se suma uno de Granadero Baigorria sobre Malvinas al 2600.

A partir de las pruebas recabadas en los últimos meses, Fiscalía sospecha que el ex jefe incumplió sus deberes como encargado de la custodia de las pistolas. Así planean imputarlo en los próximos días por falsedad ideológica de instrumento público y malversación culposa.