Dos meses atrás habían allanado su casa en un country y allí habían secuestrado dos millones y medio de pesos.


El Ministerio Público de la Acusación (MPA) confirmó este lunes el arresto de Andrés Bracamonte en el marco de una investigación sobre lavado de activos. El jefe de la barra brava de Rosario Central quedó detenido en el marco del segundo allanamiento a su casa de Ibarlucea en dos meses y medio.

La vivienda que “Pillín” alquila en el Club Los Álamos de Ibarlucea es uno de los 17 domicilios apuntados para desplegar en simultáneo a personal de la policía santafesina junto con autoridades judiciales. Doce de ellos se ubican en Rosario, tres en Capitán Bermúdez y uno en Timbúes.

La Agencia de Investigación Criminal (AIC), la Tropa de Operaciones Especiales (TOE) y la Brigada de Inteligencia se hizo cargo de las medidas solicitadas por el fiscal Miguel Moreno para secuestrar dispositivos de almacenamiento electrónicos y documentación de interés para la pesquisa. El denominador común en torno a la evidencia es la actividad comercial del líder de la hinchada canalla a través de diversas empresas.

A principios de abril, la Justicia había impulsado un procedimiento similar en la residencia de Bracamonte, aunque desde entonces no había sido imputado ni había quedado privado de su libertad. En ese momento hallaron dos millones y medio de pesos mientras buscaban pruebas sobre una serie de homicidios y otros delitos violentos.

El jefe de la AIC, Maximiliano Bertolotti, confirmó en conferencia de prensa que dentro del operativo secuestraron dos taxis, uno de los rubros en los cuales se desempeña “Pillín” junto a su familia.




Comentarios