La automotriz implementará los mismos protocolos que en el resto del mundo para una reactivación "gradual".


Luego de tres meses sin actividad, General Motors (GM) anunció que el 29 de junio abrirá la planta de Alvear para volver a producir “en forma gradual”. La compañía resolvió adoptar los protocolos que diseñó para otras terminales en el resto del mundo, los cuales cuentan con el visto bueno del gremio y de las autoridades nacionales para prevenir el contagio del nuevo coronavirus.

A través de un comunicado difundido este martes, la firma explicó que los operarios trabajarán en un solo turno en el complejo ubicado sobre la Autopista Rosario-Buenos Aires. Allí prometen varias instancias para controlar la temperatura del personal. Además garantizaron tanto el distanciamiento físico como los elementos de bioseguridad y la desinfección diaria de las instalaciones.

Dentro del plan de negocios que contemplaba un régimen de suspensiones rotativas antes de la cuarentena, GM continuará fabricando el Chevrolet Cruze para el mercado local y para exportación hacia Brasil, Uruguay y Paraguay. Asimismo aclararon que las normas de higiene también afectarán a proveedores de la automotriz al sur de Rosario.

El director de la fábrica, Claudio Vulcano, afirmó que las medidas adoptadas son “las mismas” que se utilizaron para la vuelta al trabajo en otros puntos del planeta. Al mismo tiempo, aclaró que su implementación fue consensuada con representantes del Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (Smata) en el ámbito del comité mixto vinculado a la temática.




Comentarios