La empresa General Motors (GM) anunció este lunes que alcanzó las 150.000 unidades fabricadas del Chevrolet Cruze en su planta de Alvear. El sedán mediano se produce en el complejo industrial cercano a Rosario, donde además se proyecta una inversión de 300 millones de dólares para producir un nuevo modelo.

El complejo de Alvear, Rosario, produjo como unidad simbólica de los 150.000 un Cruze Sedán Premier con destino final en el mercado brasileño, a donde se exporta entre otros países de la región, informó la compañía

El vicepresidente de GM Argentina, Uruguay y Paraguay, Federico Ovejero, destacó que el vehículo “sigue siendo el sedán más tecnológico que se fabrica en la Argentina” y “se ha convertido en un referente de Chevrolet en el país y en la región”.

El Cruze se comercializa con tres niveles de equipamiento, en dos versiones de carrocería, hatch (5 puertas) y sedán (4 puertas), motorización turbo naftera de 1.4 litros y ofrece cajas de cambio manual o automática de 6 velocidades.

A mediados de octubre, la automotriz reanudó su plan de inversiones para producir un nuevo vehículo de su marca Chevrolet que tendrá como principal destino el mercado de exportación.

Tal como había sido anunciado hace tres años, el proyecto para el desarrollo de un nuevo vehículo también contempla una inversión de US$200 millones por parte de su cadena de proveedores, lo que totaliza un programa de US$500 millones.

El nuevo modelo de producción nacional estará basado en la Plataforma GEM (Global Emerging Markets) y, si bien aún no fue develado, en el sector se anticipa que podría tratarse de una SUV para el mercado local y de exportación que convivirá con el actual Cruze.

En la ampliación y remodelación de su planta en el país participan alrededor de 20 empresas nacionales, cuyo personal ha recibido una serie de capacitaciones para cumplir con los estrictos protocolos de seguridad e higiene.

En la actualidad se llevan adelante los trabajos de expansión en las plantas de prensas, carrocería, pintura y ensamble, así como la instalación de una nueva línea en carrocería con la meta puesta en último trimestre del año para finalizar las obras.