Luego de varios meses de baja producción, la planta de General Motors se empieza a poner a tono y estiman que en uno o dos meses se normalizarán por completo las tareas. Allí se producirá un nuevo modelo del Chevrolet Cruze.

Los operarios de la planta de Alvear se encuentran trabajando mediante un cronograma de empleo rotativo y con la remuneración salarial al 70 por ciento por los días no trabajados. Sin embargo de a poco se fue incrementando el nivel de actividad, pasando de ocho vehículos por hora en los meses más críticos a 12 en febrero y 17 en marzo.

Planta de Alvear de General Motors

“Se está levantando la línea de producción y estimamos que para abril o mayo se normalizará el trabajo en la planta”, manifestó Marcelo Barros, secretario general de Smata. Según el dirigente gremial, “la planta ya se acondicionó para la producción del nuevo modelo Chevrolet Cruze que se espera que para los meses de julio o agosto se comience a producir”.

“Se evidencia una leve reactivación en el sector, y se aumentará con la puesta en marcha de lo anunciado por el presidente que fundamentalmente ayudará a las autopartes”, dijo en referencia al decreto del régimen de exención de retenciones a las exportaciones incrementales de la industria automotriz, y al proyecto de ley de promoción de inversiones para ese sector y su cadena de valor.

Planta de Alvear de General Motors

“Con mayor inversión generará mas fuentes laborales en un sector muy golpeado como el autopartista”, indicó Barros. Como ejemplo, el dirigente gremial indicó que, “en la actualidad solo hay un 18 por ciento de producción local de autopartes y la meta es llevarlo a un 50 por ciento”. En ese sentido, desde Smata valoraron que “mas inversión en el sector generará mas trabajo”.