Lejos de ver una caída, autoridades provinciales advirtieron un crecimiento de los incendios en Entre Ríos.


Después de tres días en los que se agravó el panorama respecto de la quema de pastizales en suelo entrerriano, el secretario de Protección Civil, Gabriel Gasparutti, admitió hubo un “crecimiento” de esa tarea ilegal frente a Rosario. Ante este escenario reforzaron el trabajo que empezó este fin de semana largo mientras esperan alguna respuesta de la Justicia.

El acuerdo tripartito firmado la semana pasada para prohibir la actividad por 180 días no parece haber tenido eco en la provincia vecina y de hecho comprobaron que las llamas son muy intensas. Cuando le preguntaron si estas acciones eran una provocación, el funcionario replicó: “Personalmente lo interpreto de esa manera“.

En diálogo con Radio 2, el representante del Ejecutivo santafesino confirmó que este lunes sumaron un tercer avión hidrante al operativo para frenar el avance de los incendios. El intendente Pablo Javkin, por su parte, detalló que relevaron unos 40 focos ígneos nuevos al este del canal principal del río.

Gasparutti aseveró que desde la nave vigía enviada para monitorear la situación en los campos afectados pudieron ver a personas que prendían fuego. Al mismo tiempo, advirtió que la intervención ampliada junto a la Nación y brigadistas entrerrianos tendrá también un fuerte impacto económico para la provincia. “Hace tres semanas montarmos un operativo en Fray Luis Beltrán y trabajamos tres días. Eso costó 12 millones de pesos“, comentó antes de estimar que este nuevo escenario es muchísimo más grave.




Comentarios