El gremio pidió medidas para el sector, en jaque por la prolongada cuarentena.


La situación de los trabajadores gastronómicos sigue agravándose por la extendida cuarentena y el gremio gastronómico local alertó que de no tomarse medidas de flexibilización en el rubro corren riesgo unos 6.000 puestos de trabajo en Rosario y el sur provincial, además de unos 100 mil a nivel nacional.

“Esta es una situación muy especial, sabemos que la de gastronómicos es una de las últimas actividades que serán liberadas, pero los políticos algo tienen que hacer. Tomando ejemplos de otros países, podría flexibilizarse la actividad tomando en cuenta los protocolos que quieran”, propuso el secretario gremial de gastronómicos Rosario, Sergio Ricupero.

Cerró definitivamente la chopería Bar Blanco

De lo contrario planteó que el escenario puede ser devastador. “Estamos hablando que entre 6.000 puestos de trabajo en Rosario y el sur provincial, y 100 mil a nivel nacional corren un gran riesgo”, sostuvo.

Con respecto al reciente cierre del histórico bar Blanco de Pellegrini y Alem (vereda norte) señaló que eso había comenzado por una denuncia por pago de salarios. “Al gremio nadie vino a hacer una denuncia por otra cosa. Pero el martes hubo una reunión en el Ministerio de Trabajo y en lugar de la persona que figuraba como dueña, fue un señor muy enojado”, dijo y agregó que no se pudo llegar a un acuerdo por la continuidad.




Comentarios