El guardia de seguridad del edificio le avisó a la policía luego de que el acusado ignorara su advertencia al salir.


Por segunda vez en algo más de una semana, la policía rosarina tuvo que poner una consigna en las torres Maui ante el incumplimiento del aislamiento obligatorio por la epidemia de coronavirus. Este miércoles la Justicia confirmó que allí se dispuso el arresto domiciliario de un empresario rosarino que viajó al exterior recientemente.

A través de un comunicado, el Ministerio Público de la Acusación (MPA) detalló que la medida fue dictada a partir de la denuncia del guardia de seguridad del edificio de Puerto Norte. Según dicha versión, el custodio advirtió que esta persona estaba en infracción y le pidió que se quedara, pero no hubo caso, así que decidió llamar al 911 para advertir lo que ocurría.

Desde el organismo judicial recordaron que Roberto D. ya había sido notificado sobre la orden de aislamiento por 14 días en relación a su estadía en el extranjero. Sin embargo, las fuerzas provinciales verificaron que había violado la cuarentena y el fiscal Marcelo Vienna dispuso su detención en el mismo predio de Avenida Estanislao López al 2600.

Al igual que en el caso de su vecino llegado desde Estados Unidos, al titular de Catering Gourmet lo imputarán una vez que cesen las restricciones que decretó el Poder Ejecutivo Nacional por el brote de COVID-19.




Comentarios