Los asesinos iban en dos motos y dispararon contra el muchacho a la vuelta de la subcomisaría del barrio.


Un joven de 23 años falleció este sábado a la tarde mientras era trasladado de urgencia tras ser atacado a balazos en la zona oeste rosarina. La emboscada fatal ocurrió por la tarde a la vuelta de una seccional policial y no había personas detenidas por el homicidio.

Fuentes del Ministerio Público de la Acusación (MPA) confirmaron que el muchacho ingresó sin signos vitales al Policlínico San Martín. Eran las 18 cuando cuatro personas en dos motocicletas lo interceptaron sobre Gschwind al 1400 y abrieron fuego.

Si bien los investigadores lograron reconstruir la secuencia, los agresores no habían sido identificados en las primeras horas posteriores a la denuncia que recibió el fiscal Ademar Bianchini. La víctima sufrió graves heridas en el tórax y en una de sus piernas y murió antes de que pudieran asistirlo en el efector municipal.

El gabinete de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) se hizo cargo de la pesquisa tras el deceso e inspeccionó la zona ubicada a dos cuadras de la autopista a Córdoba y a metros de la Subcomisaría 22°. Allí buscaron cámaras de seguridad y levantaron rastros como parte de las medidas para dar con los asesinos.

El asesinato fue el segundo de la jornada en el departamento Rosario, ya que por la madrugada balearon a otro joven de la misma edad en Granadero Baigorria. De esta manera, ya son 57 los homicidios registrados este año en la órbita de la Unidad Regional II.




Comentarios